Y mes y medio después…

19 11 2009

Siento esta larga ausencia. Por distintas razones no he podido actualizar esto en mucho tiempo, y la verdad es que me sabía mal. Entre las clases, deberes y otras obligaciones ineludibles se consumen muchas horas y al final del día (si es que he terminado la faena) queda bien poca energía. Los fines de semana libres, por muy cansado que esté, intento aprovecharlos para visitar sitios y salir de la rutina diaria residencia-universidad-konbini-residencia, y como es de suponer llego muerto a casa preparado para empezar otra semana más de rutina. Y no es que no haya podido hacer y ver cosas interesantes, que por supuesto lo he hecho, pero entre lo dicho y la mediocre conexión a interner que tenemos aquí (y de hecho en todos los sitios en Japón que he usado internet, incluido un cibercafé), que fluctua entre regular y muy lento, pues se han ido acumulando las cosas que contar, y eso me daba pereza para ponerme al día, y sucesivamente se iba generando un ciclo que me hacía cada vez más difícil ponerme por la labor.

Pero bueno, ahora que he salido de una semana bien cargadita y tengo un poco de descanso (con eso quiero decir una tarde xD) he decidido intentar romper este ciclo. A partir de ahora intentaré ir actualizando estrictamente lo que vaya haciendo en tiempo real, y de vez en cuando miraré de ir subiendo material “antiguo” que también es interesante.

Por ahora pongo un pequeño resumen fotográfico de lo sucedido/visitado hasta ahora y luego ya me pondré al día. De momento empiezo por OSAKA:

Kyobashi, mi puerta de entrada a Osaka (muy japonés, ¿no?)

Kyobashi, puerta de entrada a Osaka (empezamos muy japoneses, ¿no?)

Estación de Osaka

Mi primera visita a un santuario, Nanba

Dotonbori con toda su grandeza

Ocio, publicidad, gente a puntapala

Negocios para todos los gustos

¡El auténtico Glicoman!

Paraiso de la vida nocturna

Por si no recuerdas en qué barrio estás

Minúsculo templo rodeado de love hotels

Por si alguien se preguntaba qué relación hay entre CSI y el takoyaki...

Castillo de Osaka, con su ascensor del siglo XVII

Vista desde la cima del castillo

Un mogollón de grupos toca cada domingo alrededor del castillo

Los hay de realmente buenos

Fauna local (lástima que la foto me quedó descentrada)

Y por ahora lo dejaremos aquí. A partir de ahora ya empezaré con la actualidad (empezando por el festival universitario en el que me tienen esclavizado participo). Seguramente iré intercalándolo con posts-resumen de lo acontecido hasta ahora, pero no quiero prometer nada que luego vemos lo que pasa…





Ya soy alien en Japón!!!

11 10 2009

Y así lo dice mi carnet (aunque en letra pequeña):

P1020665

Ahora que ya tengo DNI, tarjeta de crédito, móvil, carnet del karaoke y tarjeta de puntos de la tienda de donuts ya me siento un poco más integrado jaja.

P1020685

Esta ha sido una actualización fugaz, pero espero poder escribir pronto alguna cosa más interesante 😛





He llegado vivo…

29 08 2009

… pero estoy muerto xD

La verdad es que no me aguanto en pie, y ademas entre el atontamiento general del viaje y algunos otros asuntos estoy mas bien desorientado, pero prometo contar mas cosas enseguida que pueda. Solo un poquito de paciencia ^^

Hasta pronto!





Still alive

13 08 2009

Perdón por la menguante cuota de actualizaciones. Estos últimos días he estado sin internet (cortesía de ya.com) y la verdad tampoco he tenido muchas novedades interesantes, relacionadas o no con Japón. Sólo puedo decir que finalmente me matriculé y conseguí un seguro de viaje para los primeros días. La otra cosa destacable es que ya me han asignado una speaking partner, una chica de 19 años llamada Yoshimi. A ver si consigo currarme un buen mail de presentación para empezar bién…

Y en fin, ahora no se me ocurre nada más destacable a comentar. A dos meras semanas de mi partida me siento como si todavía faltasen meses, realmente es difícil hacerse a la idea. Siempre pensé que cuando pudiese ir por fin a Japón me pasaría los días brincando y las noches en vela, pero a la práctica es lo contrario, con unos largos días de sosiego que rozan (y a menudo superan) el límite del aburrimiento. Qué le vamos a hacer, supongo que me guardo las energías para afrontar el shock de pisar tierras niponas por primera vez… un sueño de tantos años.

Al fin y al cabo, espero que esta increible aventura me sirva para encontrar la pieza que me falta y me lleve hacia algún camino concreto, que ya son muchos años vagando sin rumbo.

Tengo un buen presentimiento, o almenos quiero tenerlo.





Lo que NO me puedo llevar

12 07 2009

A la hora de hacer las maletas es tan importante saber lo que será necesario como lo que uno no puede o debe llevarse. Ahora que ya tengo maleta he empezado a pensar en ello más seriamente, pero no es una tarea fácil.

Pero no os tenéis que preocupar, no os voy a dar la vara con divagaciones tan poco interesantes como útiles, sólo quiero mostrar algunas cosas que me es imposible llevarme pero que por distintas razones echaré mucho de menos. Estas son simplemente una muestra representativa (no están necesariamente en orden):

  • Ordenador: Más que el aparato en sí (que como todos de vez en cuando se cuelga y hace otras cosas paranormales), es lo que hay dentro. Desde mis archivos personales, fotos, dibujos, y muy especialmente la música… No sé, quizás debería comprarme un disco duro portátil… 😕
El Cerebro de la Bestia... no, eso era la Super Nintendo

El Cerebro de la Bestia... no, eso era la Super Nintendo

  • Guitarras: No soy bueno tocando, en realidad me quedan muchas cosas que aprender, pero aún así me gusta mucho tocar. La guitarra es una buena herramienta para aprovechar los tiempos muertos y quitarse el estrés de encima, y echaré de menos tener una a mano… Aunque no descarto buscarme una de barata para acabar con el síndrome de abstinencia 😛
Foto de familia

Foto de familia

  • Blanquet: Ese es mi gato. Siempre que no está durmiendo lo tengo pegado a los pies, por lo que el sentimiento de añoranza creo que será mútuo. Espero que no se olvide de mí durante los meses que esté fuera 😦
Miau

Miau

Y bueno, ya conocéis algunas de las cosas que me sabrá mal dejar atrás. Por supuesto ante todo están las personas, pero ese ya es otro tema. En fin, voy a empezar una nueva vida en un país lejano y eso conlleva separarse de cosas que me han acompañado día a día, pero ya se sabe, en esta vida hay que probarlo todo y esta es una experiencia que he estado esperando durante muchos años, por lo que me voy a ir contento 🙂 Sólo será un “hasta pronto”, por lo que no hay nada de que preocuparse.

Y con esto concluyo este artículo de relleno para disimular que no tengo nada interesante que decir, espero escribir pronto con noticias más interesantes (en especial la llegada de mi Certificado de Elegibilidad, que debe estar al caer). Y bueno, con eso os dejo hasta le próximo post.

じゃね!¡Hasta la vista!