KC 8/10: Turismo estacional en Japón

7 11 2011

Después de tratar algunos temas a priori complicados como el género y la religión, dediqué la semana de tema libre a algo mucho más relajado y que a mi parecer refleja muy bien la manera de ser de los japoneses, siempre influenciados por el espectáculo que ofrecen sus bien diferenciadas cuatro estaciones.

Originalmente publicado en Keihan Chronicle el 1 de diciembre del 2009.

Si bien Japón es conocido por los cortos períodos de vacaciones del que sus habitantes disfrutan, más allá del cliché está el hecho de que Japón es una importantísima fuente de turistas, fácilmente identificables donde sea que vayan. El turismo doméstico, por su bajo coste y por no requerir períodos muy largos de vacaciones, es una práctica muy popular en Japón, por lo que las principales atracciones turísticas siempre están a rebosar de turistas nacionales, todavía muy superiores en número a los extranjeros.

De todos los períodos vacacionales, la primavera y el otoño destacan por dos de los principales eventos naturales presentes en Japón, el florecimiento del cerezo (桜) y el enrojecimiento de las hojas (紅葉). Ambos actos de apreciación de la naturaleza son muy importantes (por lo menos si lo comparamos con las culturas occidentales) y están profundamente conectados con la esencia, cultura y tradición nacionales de Japón. Admirando esos fenómenos naturales los japoneses, de manera consciente o no, rinden tributo a sus raíces shinto, basadas en la veneración de la naturaleza, y también a la herencia budista que otorga un valor especial a la fugacidad e imperfección de todas las cosas: igual que los pétalos y las hojas, todo perece en esta vida, y esta condición contiene un sentido de belleza desarrollado en la cultura y las artes japonesas durante siglos, dando nacimiento a conceptos literarios tan conocidos como el mono no aware o el wabi sabi.

Multitudes cerca de Kiyomizu-dera
Actualmente, a pesar de todas las distracciones y formas de diversión que el mundo moderno nos ofrece, todo tipo de gente se siente todavía fuertemente atraída por las vistas que ofrecen las cuatro estaciones, relacionadas al mismo tiempo con distintas comidas y actividades. Así pues, familias, parejas, grupos de amigos y multitud de fotógrafos (tanto aficionados como profesionales) no dejan escapar la oportunidad de capturar ese momento otro año más ya sea con la cámara del móvil o con carísimos objetivos fotográficos. Nadie quiere perderse el espectáculo que la rica naturaleza de Japón ofrece año tras año.
Montones de turistas apretados toman fotos con sus móviles y cámaras

No sólo aficionados disfrutan de los eventos estacionales
(foto tomada de Kirainet
)

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: