KC 5/10: Globalización: la versión japonesa

19 10 2011

El tema de la globalización es muy complejo y abarca muchos ámbitos distintos. Se podrían llenar páginas y más páginas sobre el tema y nunca acabaríamos. Por supuesto, es todavía más difícil plasmar qué ha comportado la globalización en Japón en un simple post, por lo que el siguiente artículo no pretende ser un análisis en profundidad, ni mucho menos, sino una “vista aérea” sobre el tema, un sondeo por la superficie del asunto para que podamos hacernos una idea de lo que ha comportado la globalización en Japón basada en lo que podemos observar a ojo desnudo. Hacer las valoraciones es algo que queda en manos del lector.

Originalmente publicado en Keihan Chronicle el 28 de octubre del 2009.

Japón ha sido durante mucho tiempo conocido por su capacidad para absorber elementos de culturas ajenas y adaptarlos a su propio gusto y necesidades. Esto no es algo reciente en absoluto, y podemos comprobarlo con echar un simple vistazo a la historia de Japón desde los tiempos de las crónicas del Kojiki. La religión, el idioma, la arquitectura… una parte importante de eso tiene sus orígenes en aquellos que llegaron en tiempos remotos desde tierras forasteras a través de China y Corea. Sin embargo, todo eso fue adaptado para crear lo que hoy conocemos como el “estilo japonés”. El resultado es algo parecido a la fuente original, pero al mismo tiempo nuevo y muy distinto.

En el siglo XX esta tendencia no sólo continuó, sino que fue potenciada por la industrialización: aparatos electrónicos, moda, características culturales, todo fue importado y adaptado en su correspondiente versión japonesa. De algún modo la globalización (o quizás una versión avanzada de esta) reside en las bases de la cultura japonesa. Es por eso que hoy en día podemos ver cosas como hamburguesas teriyaki en el McDonald’s o bandas de inspiración rockabilly (entre muchos otros ejemplos) coexistiendo en armonía con productos de creación totalmente autóctona en el Japón moderno.

Miss Liberty en Kyôbashi, Osaka

A veces la integración de algunos elementos extranjeros en Japón es tan fuerte que los japoneses mismos han olvidado su procedencia original. Hay incluso japoneses que me han confesado que de pequeños tenían la convicción de que cosas como la canción de Jingle Bells o la cadena McDonald’s eran de invención japonesa. Eso es a lo que llamo yo un alto nivel de globalización donde, perdiéndose los indicios de su origen concreto, las cosas se vuelven globales.

Siendo los japoneses mismos maestros  de la adaptación, no van del todo errados cuando dicen que algo con origen extranjero es japonés para ellos, ya que su interpretación puede ser muy distinta de la original.

Personajes Disney “japonizados”. ¿Quizás más japoneses que americanos?

Hoy, la globalización está presente en todo el mundo, pero en Japón a menudo toma formas más chocantes que en muchos otros sitios. Los japoneses, como han hecho desde sus orígenes, si ven algo que les gusta lo toman, rechazando todos aquellos elementos que no les gustan, y eso puede llevar a resultados muy curiosos. Este es un tema suficientemente interesante como para llenar cientos de estudios, pero como es algo imposible de resumir en un simple post, quedémonos por ahora con su parte divertida.

Takoyaki + CSI = ?

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: