KC 3/10: 105 yenes: reciclando la cultura popular

10 10 2011

En la tercera parte de mi exploración sociológica de Japón le tocó el turno a la cultura popular, donde aproveché para hablar de las tiendas de segunda mano, en especial de la cadena Book-Off. Si se sabe lo que se busca, en estos lugares pueden encontrarse pequeños tesoros a precios muy razonables, por lo que esta cadena en particular se convirtió en uno de mis lugares favoritos donde ir a matar el tiempo. Además las había por todas partes, por lo que siempre valía la pena echar una ojeada para ver si encontrabas ese objeto codiciado (libro, CD, DVD…) que tanto hacía que buscabas…

Originalmente publicado en Keihan Chronicle el 7 de octubre del 2009.

Es un hecho reconocido que Japón genera y consume toneladas de cultura popular de todo tipo: Manga, música, moda… todo lo que uno pueda imaginar. Mucha de esa mercancía generada por la industria del entretenimiento es consumida en masa por todo tipo de gente, pero al final acaba siendo desechada por aquellos quienes pagaron por ella. Las razones pueden ser muy variadas: puede que la compra de cierto producto se debiera a una moda puntual, que su propietario se aburriera de ello, o simplemente que no tuviese el espacio suficiente para almacenar todo lo que compra. Sea cual sea la razón, la verdad es que un buen volumen de esos productos acaban o bien en la basura, o bien en tiendas de segunda mano.

En el último caso, es difícil imaginar la razón por qué la  gente se molesta en vender por unas escasas monedas algún CD o libro por el que pagaron algunos miles de yenes, y que acabará siendo vendido por un precio que puede abarcar entre un tercio del precio original hasta un mero 3% en los casos más extremos.

Hace relativamente poco muchos de estos valían más de 3.000¥

Las tiendas de segunda mano de este tipo de material (principalmente CDs, DVDs, libros, manga y videojuegos) pueden encontrarse por todo Japón, siempre con estanterías repletas de material tanto nuevo como antiguo. Allí, todas esas cosas reciben una nueva oportunidad de acabar en manos de coleccionistas entusiastas, compradores casuales, o hasta gente que simplemente está de paso y busca algo con que distraerse. En cualquier caso, esta representa una vía importante de consumo de cultura popular, probablemente la más económica.

¿Librería o biblioteca?

A pesar de ello, aunque por unos míseros 105 yenes cualquiera puede hacerse con un tomo de manga en perfectas condiciones y llevárselo a casa, muchos prefieren quedarse allí de pie en frente de la estantería leyendo un volumen tras otro de cabo a rabo. Esta práctica, conocida como tachiyomi (立ち読み), casi puede considerarse como un “deporte nacional” practicado por todo tipo de personas.

                           El tachiyomi vendría a ser algo así, pero sin los trajes de marciano

La velocidad en que se mueve la industria del entretenimiento en Japón alimenta este tipo de lugares, que se convierten en el destino natural para todo aquello que ya no está a la última. Una pregunta que se podría formular entonces sería: ¿Qué pasará con todos esos CDs y libros unos meses después de ser comprados? ¿Volverán a su punto de partida en un bucle indefinido o bien acabarán olvidados en algún rincón? Estas preguntas no son de fácil resolución, pero lo que es seguro es que todo este mundo representa una capa más del vasto grueso que es la cultura popular en Japón, seguramente no la más superficial, pero sin duda una de gran importancia.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: