Still alive

13 08 2009

Perdón por la menguante cuota de actualizaciones. Estos últimos días he estado sin internet (cortesía de ya.com) y la verdad tampoco he tenido muchas novedades interesantes, relacionadas o no con Japón. Sólo puedo decir que finalmente me matriculé y conseguí un seguro de viaje para los primeros días. La otra cosa destacable es que ya me han asignado una speaking partner, una chica de 19 años llamada Yoshimi. A ver si consigo currarme un buen mail de presentación para empezar bién…

Y en fin, ahora no se me ocurre nada más destacable a comentar. A dos meras semanas de mi partida me siento como si todavía faltasen meses, realmente es difícil hacerse a la idea. Siempre pensé que cuando pudiese ir por fin a Japón me pasaría los días brincando y las noches en vela, pero a la práctica es lo contrario, con unos largos días de sosiego que rozan (y a menudo superan) el límite del aburrimiento. Qué le vamos a hacer, supongo que me guardo las energías para afrontar el shock de pisar tierras niponas por primera vez… un sueño de tantos años.

Al fin y al cabo, espero que esta increible aventura me sirva para encontrar la pieza que me falta y me lleve hacia algún camino concreto, que ya son muchos años vagando sin rumbo.

Tengo un buen presentimiento, o almenos quiero tenerlo.