Certificate of Eligibility

15 07 2009

Como ya me olía en la anterior entrada, los papeles que me tenían que llegar desde la universidad estaban al caer, y finalmente han llegado esta mañana. De hecho el lunes ya recibí un mail de la compañía de mensajería DHL informándome que un paquete salía de su delegación de Osaka. Además me facilitaron una dirección para que pudiese ir siguiendo el trayecto de la documentación casi a tiempo real.

Osaka - Hong Kong - Leipzig - Barcelona en 2 días. No está mal...

Osaka - Hong Kong - Leipzig - Barcelona en 3 días. No está mal...

Así pues, poco después del desayuno ha venido un amable señor que, previa firma al canto, me ha entregado este colorido paquete.

No es un Happy Meal, aunque pueda parecerlo

No es un Happy Meal, aunque pueda parecerlo

Como era de esperar, el deseado paquetito venía relleno de papeles destinados a ponerme de los nervios con temas referentes a los seguros médicos y la pasta que tengo que desembolsar para poder procrastinar estudiar durante un curso entero en el paraiso de las máquinas expendedoras. Pero lo más importante que venía en el sobre era el famoso Certificate of Eligibility (CoE), documento imprescindible para poder tramitar el visado de estudiante, cosa de la que no se cansan de repetir reiteradamente. Este documento es una cartulina del tamaño de medio folio (me lo imaginaba más grande) expedido por el Ministerio de Justicia de Japón y que da permiso para solicitar un visado por un máximo de un año como estudiante universitario. Lo próximo será acercarse al Consulado, pero esperaré a que mis compañeras reciban sus papeles.

Papelicos (encima está el CoE)

Papelicos (encima está el CoE)

A parte también venía un folleto com mapas de la universidad y sus diferentes campus, acompañado de un listado de todo el profesorado con sus respectivos despachos, todo en perfecto japonés (cómo no :D). Almenos no tendré excusa para perderme en la facultad y podré encontrar las clases sin mucha dificultad (cosa que no pasaba en mi propia facultad de la UAB ¬¬). Aquí podeis ver un idílico plano del campus principal al estilo Disney World.

Es muy tranquilizador que cuenten con 6 desfibriladores en el campus

Es muy tranquilizador saber que cuentan con 6 desfibriladores en el campus

Ahora pues me toca ir rellenando más formularios, ver lo que hago con el seguro médico y acabarme de pensar qué hago con el alojamiento, tema del que seguramente hablaré en la próxima entrada. Qué ganas que tengo ya de poder decir la famosa frase de Hannibal Smith:

«Me encanta que los planes salgan bien«